Ir al contenido principal

"Real"


Juguemos a que vienes,
Juguemos a que me voy
Juguemos como hemos hecho desde 
Resultado de imagen para beach aquarelael día que nos conocimos.

Juguemos a que me escuchas 
y yo te devuelvo el favor.
Sonriéndote desde siempre 
y tu olvidándote de mi. 

Juguemos a que de verdad te importa,
Juguemos ese juego doloroso que 
llevamos jugando tanto tiempo.
Ese en el que tu apareces y yo vivo,
ese en el que tu me dejas y yo lloro.

Me he escondido un buen tiempo
y no has venido a por mi.
Te dejé las pistas en ese corto camino 
que caminamos un par de veces,
te deje el lugar en esa escasa mirada
que me regalaste algún día,
te dejé un letrero enorme hecho de esas
horribles migajas con las que fui feliz.

Tu decidiste no buscarme, 
tu decidiste mirar para atrás
tu decidiste cansarme e irte a lo mas fácil.

Juguemos a que quizás te diste cuenta,
juguemos a que no te atreviste por miedo, por timidez..

Juguemos este juego en el que tu y yo sabemos que ya perdí. 

Entradas populares de este blog

Incertidumbre

Dejemos que fluya como debe fluir,
dejemos que duela como debe doler.

Dejemos que las canciones nos destruyan,
dejemos que los ojos nos castiguen,
dejemos que el corazón se nos estruje hasta convertirse en nada.

Odio
Odio los días que creo que te necesito pero no es así,
odio los minutos que pasan cuando deberías estar pero no estas,
odio querer que sea pero no es.

Odio la incertidumbre,
odio el miedo que te tengo,
odio el dolor que me produce,
odio el tiempo que invierto,
odio que no te atrevas... y yo tampoco.

Dejemos que los minutos, las horas y los meses acaben con lo que no existió,
dejemos que la paciencia se lleve la tensión.
finalmente... finalmente dejémonos como nos dejamos siempre..
y odiemonos... para seguir viviendo.


Sin respuesta

Respiré, conté hasta tres y empecé a escribir.

Las palabras subían y bajaban en el texto, el sonido del teclado parecía acompañar la música en ese momento, así que volví a respirar.. conté hasta tres y seguí escribiendo.

Borre, reescribí, cambie y edite mil veces.

Me decidí
lo envié..
Me arrepentí,
soñé que tenía efecto.
Creí que leerías, que escucharías como yo escuche.

Sonreí,
lloré.
Pero tu callaste,
te quedaste mudo.
¿Se robaron tus palabras?
¿Se extraviaron en el camino?
¿Las cambiaron por silencio?

Me desespere,
revise,
me engañe..
y te solté.

Porque cuando no hay respuesta no hay esperanza... y si no hay esperanza no hay espera... simplemente no hay amor.